AccionesCamino al Aula

Solicitamos a la Dirección General de Cultura y Educación información pública sobre niños y niñas sin vacante escolar

Solicitamos a la Dirección General de Cultura y Educación información pública sobre niños y niñas sin vacante escolar 

 

El 19/09/2019 ingresamos un pedido de acceso a la información pública a la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) solicitando información sobre la cantidad de niños y niñas en lista de espera para ingresar a un establecimiento educativo, así como sobre la cantidad de niños y niñas en edad de asistir a los niveles inicial y primario pero que actualmente no asisten. Además, consultamos sobre los criterios y metodología que utiliza la DGCyE para conocer y determinar la cantidad de vacantes nuevas que serán necesarias cada año lectivo en cada región o distrito escolar, así como las necesidades de infraestructura escolar que surgen de cada distrito. El pedido tramita bajo el número de expediente 2019-32505625 y aún no fue respondido.

 

¿Por qué es importante esta información?

 

En la Provincia de Buenos Aires hay niños y niñas que no asisten a la escuela. Los motivos son diversos y van desde la falta de inscripción, la falta de escuelas en el barrio o de vacantes en las escuelas más cercanas, la dificultad de llegar a la escuela por tener hambre u otras necesidades básicas insatisfechas, o por vivir situaciones de violencia. En algunos casos, ir a la escuela es, además, materialmente imposible debido a que el transporte público no llega a los barrios. Sin embargo, se desconoce en qué medida la Provincia releva y sistematiza de forma apropiada información sobre esta situación, lo que dificulta la adopción de medidas aptas para resolverlo.

 

Un ejemplo de lo anterior es lo que ocurre en el barrio Los Hornos, Cuartel V, una de las zonas más pobres del distrito de Moreno, en el conurbano bonaerense. Allí, a los problemas generados por la pobreza y la exclusión social, se suma el hecho de que la cantidad de niños excede con creces, y hace ya varios años, la cantidad de vacantes disponibles. Esto llevó a las familias a requerir judicialmente la creación de nuevos establecimientos educativos. Para sustentar su reclamo, acompañaron un relevamiento propio elaborado a ese efecto. Este proceso judicial dio comienzo a la construcción de la Escuela primaria N°84, la cual, en base a relevamientos de la propia comunidad organizada, ya se sabe insuficiente para atender la demanda escolar del ciclo lectivo 2020.

 

La falta de vacantes escolares para nivel inicial y primaria en algunos barrios de la Provincia de Buenos Aires es una realidad. Conocer en detalle la magnitud, características y focos de esta demanda escolar insatisfecha es importante porque constituye el primer paso para definir cuántas vacantes es necesario generar o cuántas escuelas es necesario construir para que no haya niños ni niñas sin escuela. En otras palabras, se trata de información vital para diseñar e implementar políticas públicas de acceso a la educación. Producir esta información es, además, un deber del Estado y un derecho tanto de las comunidades afectadas como de cualquier persona u organización interesada en temas vinculados a la educación.

 

¿Qué información sí producen la Provincia de Buenos Aires y el Ministerio de Educación Nación?

 

La Provincia lleva periódicamente a cabo relevamientos de todas las escuelas de su territorio en base a cuadernillos elaborados por el Ministerio de Educación de la Nación. Con la información que surge de esos relevamientos, la Provincia genera estadísticas educativas que contienen información sobre matrícula, unidades educativas, alumnos y secciones desagregado para el Gran Buenos Aires, para el interior, por distrito y por región. También se puede ver la nómina de establecimientos educativos con indicación de su matrícula, así como indicadores educativos anuales (tasa de no promovidos, salidos sin pase, retención, sobre edad, egreso) e interanuales (tasa de repitencia, reinscripción, promoción efectiva, abandono interanual, sobre edad). Además, de acuerdo al Manual metodológico de indicadores educativos, la Provincia debería medir la tasa de escolarización, que es el “porcentaje de personas escolarizadas en cada nivel de enseñanza con edad escolar pertinente, con respecto al total de población de ese grupo de edad”. En las estadísticas publicadas, sin embargo, no hemos encontrado dicha tasa calculada. 

 

El Ministerio de Educación de la Nación, por su parte, sí calcula y publica la tasa neta de escolarización por provincia, en base a información propia y a estimaciones y proyecciones del INDEC. De acuerdo a esta fuente, la tasa neta de escolarización de la Provincia de Buenos Aires para la sala de 4, por ejemplo, era en 2016 de 81,1%, lo cual la colocaba por debajo del total país y de provincias como Misiones, Chaco, Catamarca, y de la Ciudad de Buenos Aires. Por otro lado, para el nivel primario en el mismo período de tiempo, la tasa era del 103,4%. Si bien este último dato pareciera indicar que no habría un problema de escolarización en el nivel primario en la Provincia, ello contrastaría con las realidades locales referidas al comienzo de esta nota. Por eso, un diagnóstico preciso sobre el problema de la falta de escolarización no podría basarse solamente en la tasa de escolarización porque podría invisibilizar regiones, distritos, o barrios donde hay focos del problema. En cambio, el análisis de otras fuentes de información estadística (como por ejemplo la tasa de abandono interanual, que en primaria en Moreno se encuentra por encima del promedio provincial) u otras fuentes de información directa (como podría ser, por ejemplo, la sistematización de las nóminas de niños/as sin vacantes que debe confeccionar cada escuela) permitirían aproximarse mejor al entendimiento del problema.

 

En este contexto, se desconoce en qué medida la DGCyE realiza esta tarea de relevamiento y sistematización para calcular la cantidad de niños y niñas sin vacante. Si bien el Reglamento General de Instituciones Educativas que regula el proceso de inscripción dispone que las autoridades de los establecimientos educativos deben remitir a la Jefatura Distrital una nómina de aquellos/as que no hayan accedido a una vacante, no existe información oficial publicada sobre estas nóminas o sobre las listas de espera que los establecimientos educativos deben confeccionar. Se desconoce la rigurosidad con que las mismas son realizadas y enviadas al inspector distrital, así como si tanto el órgano distrital a nivel local como la DGCyE de forma centralizada procesan y unifican esta información.

 

¿Por qué hacemos esto? 

 

Es probable que el problema de falta de vacantes escolares que hoy padece la comunidad de Cuartel V se extienda a otras zonas similares a lo largo de la Provincia, en donde el crecimiento demográfico de las poblaciones expuestas a situaciones de vulnerabilidad social, no está acompañado de las mediciones estadísticas necesarias ni de la creación de servicios educativos capaces de absorber la demanda educativa. En ese contexto, la falta de información pública sobre barreras en el acceso a la educación de sectores vulnerables impide garantizar el derecho a la educación de forma igualitaria, lo que constituye un deber del Estado provincial por mandato constitucional y legal (13.688, Art. 3). 

 

Nuestro proyecto “Camino al aula: hacia la igualdad educativa en la Provincia de Buenos Aires” tiene por objeto promover un acceso igualitario a la educación a partir de la detección de falencias en las políticas públicas y prácticas locales. Conocé más sobre esta iniciativa y sobre las acciones que desarrollamos en el marco de ella, acá.

 

Accedé al pedido de información pública al que hacemos referencia en esta nota, acá.

Un comentario en “Solicitamos a la Dirección General de Cultura y Educación información pública sobre niños y niñas sin vacante escolar

  1. Me resulta muy interesante la nota donde deja muy en claro las deudas politicas del estado para con los derechos del niño y me alegra saber que existen organizaciones donde impulsan de manera constante acciones para revertir la realidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *