Publicidad oficial, un laberinto sin salida

La inercia de la burocracia estatal pareciera resentirse cuando una persona u organización, por caso, solicita que rinda cuentas. Pero es solo un espejismo: todo sigue funcionando como si nada. No es casual, trasciende gestiones. […]